Luego de escuchados los argumentos de Águilas del Zulia y Caribes de Anzoátegui, con respecto a la suspensión del partido entre ambos conjuntos, efectuado la noche del pasado miércoles en Maracaibo y que se encontraba en la parte baja de la séptima entrada con un marcador de 2-0 a favor de los marabinos cuando un torrencial aguacero detuvo las acciones, la Liga Venezuela de Beisbol Profesional decidió que el mencionado encuentro deberá reanudarse bajo las mismas en las cuáles quedó al momento de la pausa.

La fecha pautada para la reanudación del compromiso, número 68 según el calendario aprobado en Junta de Equipos, será el venidero 15 de noviembre antes del cotejo pautado para ese día entre la tribu y los rapaces.

Esto se hace en conformidad de lo que dice la regla 2.03 de las Condiciones de Campeonato, en la cual se estipula todo lo concerniente a la reprogramación de partidos.

La gerencia de Caribes colocó el partido bajo protesta, alegando que no se cumplieron las Medidas reglamentarias para proteger el terreno de juego cuando empezó a llover y ello imposibilitó la posterior reanudación.

José Grasso Vecchio, presidente de Liprobeisbol, señaló que: "Con respecto a la protesta que introdujo Caribes por el partido contra las Águilas del miércoles, considero que sí hubo problemas con la colocación de la lona que debía cubrir infield y por ello declaró a lugar la protesta que realizó el equipo".