DETROIT - ¿Qué hacer con Alex Rodríguez?

El veterano de los Yankees ha sido excluido de dos de los últimos tres lineups titulares del equipo en la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Tigres. Batea de 23-3 (.130) en esta postemporada, incluyendo de 18-0 con 12 ponches ante lanzadores derechos.

En la temporada regular, se vio limitado a 122 partidos debido a las lesiones. Bateó .272 con 18 jonrones y 57 empujadas, además de un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .783, su más bajo desde que se convirtió en titular a nivel de Grandes Ligas en 1996 con los Marineros.

Desde el 2007, cuando ganó el último de sus tres premios al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, no ha jugado en más de 138 partidos. Entre el 2011 y el 2012 participó en apenas 221.

Rodríguez ya tiene 37 años. Con un salario de US$30 millones en el 2012 y por lo menos US$114 millones en su contrato hasta el 2017, el tercera base parece ser una carga de mayores proporciones para los Yankees.

Entonces, ¿qué hacer con Alex Rodríguez?

"Seguiremos adelante", dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, al tocar el tema de A-Rod. "Alex seguirá adelante. Una cosa de este juego es que vas a tener tiempos buenos y vas a tener tiempos difíciles. Pero cuando pasas por los tiempos difíciles, no tiene que ser la definición de todo para siempre. Habrá oportunidades para levantarse de la lona, volver al ring y luchar."

Esas oportunidades no parecen estar en un futuro cercano, ya que Cashman y el manager de Nueva York, Joe Girardi, han expresado que Rodríguez tendrá pocas oportunidades contra lanzadores derechos en esta serie. Detroit sólo tiene abridores diestros en su rotación.

De su parte, A-Rod expresa que aún cree que puede producir en la caja de bateo.

"Llevo mucho tiempo en este juego y creo que cuando estoy en el lineup, ese lineup es mejor", dijo Rodríguez. "Creo que en ese caso tenemos más posibilidades de ganar. Siento que pudo traer ese tipo de impacto y que en cualquier momento puedo estallar al bate."

Algunas personas han criticado a Girardi por mantener sentado a A-Rod y al mismo tiempo seguir dándole oportunidades a Nick Swisher, el dominicano Robinson Canó y Curtis Granderson, otros pilares el ataque neoyorquino que no han dado la talla en los playoffs.

Entonces, hay que preguntarse si la relación entre Girardi y Rodríguez podrá sobrevivir esta pesadilla del 2012.

"Joe se ha portado bien conmigo a través de los años, entonces se ha ganado mucho beneficio de la duda en mi caso", dijo A-Rod. "Siento que si estoy en el lineup el equipo es mejor; ahí estaremos en desacuerdo hasta el final. Pero al fin y al cabo me llevo bien con Joe y apoyo a Joe."

Cuando surgió el tema de las posibles tensiones al Girardi sentar a Rodríguez para el Juego 5 de la ronda divisional vs. Baltimore, el capataz comentó lo siguiente:

"Las mejores relaciones, las relaciones más fuertes, siempre pasan por algunos problemas. Si hay que reconstruir las cosas, podemos hacer eso.

"No me preocupo por eso. Tengo que preocuparme por hoy. Nosotros, como organización y como grupo en (el clubhouse), tenemos que preocuparnos por hoy."

En estos días surgió un informe que daba cuenta de negociaciones entre los Yankees y los Marlins para enviar a Rodríguez a Miami, donde reside en la temporada baja y donde se crió mayormente. Aunque Cashman negó cualquier plática con los Marlins, cabe la posibilidad de que Nueva York estuviera interesado en deshacerse de A-Rod, dadas las circunstancias.

"Espero que nada así esté pasando a esta altura", dijo al respecto Rodríguez, "porque nuestro único enfoque es ganar un juego.

"Me encantan los Yankees", continuó. "Me encanta esta organización. Mi enfoque ahora es ayudar al equipo a ganar un partido y no dejar que toda esta negatividad afecte eso. Vamos a enfocarnos a ganar un juego."

Con lesiones, falta de producción, edad, informes (New York Post) de coqueteos con mujeres durante juegos y rumores de cambio, A-Rod está bajo la lupa en Nueva York, como ha sido el caso tantas veces desde su llegada a los Yankees en el 2004.

¿Estamos viendo lo último de Rodríguez en el uniforme rayado?

"Esto no significa que esté acabado", enfatizó Cashman. "No significa que no sea capaz. Sigue siendo una gran amenaza, pero por el motivo que sea estamos ajustándonos a lo que estamos viendo (ahora).

"Lo que es a corto plazo no significa que vaya a ser el caso a largo plazo", continuó el ejecutivo. "Tampoco significa que no vayamos a tener que lidiar con (el futuro de A-Rod). Pero eso es asunto para otro día."