Brandon Moss, Josh Donaldson y Yoenis Céspedes. (Kathy Willens/AP)

OAKLAND - Tras terminar la primera mitad con 59 victorias - más que cualquier otro equipo de Grandes Ligas -- los Atléticos lucen estar encaminados a su tercera corona consecutiva en el Oeste de la Liga Americana.

Se trata de la mayor cantidad de triunfos en la primera mitad en la historia de la franquicia y de cualquier equipo desde que los Tigres de Detroit sumaron 59 victorias antes del receso del Juego de Estrellas en el 2006.

Pero aun así, no hay garantías para Oakland, que enfrenta una competencia bien difícil en su división.

Cinco acontecimientos clave en la primera mitad

1. La transacción de peso
Los Atléticos cambiaron la dinámica en el Oeste de la Americana al agregar a los abridores Jeff Samardzija y Jason Hammel en un cambio con los Cachorros el 4 de julio, reforzando así una rotación que de por sí ya era bastante envidiable.

2. El dominio de Doolittle en el noveno
Tras el fallido experimento con Jim Johnson, los Atléticos no tuvieron que ir muy lejos para buscar a otro cerrador, ya que le encomendaron la novena entrada a Sean Doolittle. El zurdo, quien fue convocado al Juego de Estrellas por primera vez este año, suma 14 rescates, ha ponchado a 63 bateadores y ha otorgado apenas dos boletos en 42.2 innings de labor.

3.Trío en la receptoría
Los tres cátchers de Oakland -- Derek Norris, John Jaso y Stephen Vogt - registraron un promedio combinado de .309 con 19 cuadrangulares y 82 remolcadas en la primera mitad, lo cual demuestra lo eficaz que puede ser el tiempo de juego compartido. Vogt también ha defendido la primera base y el jardín derecho, lo cual habla de la versatilidad y la profundidad del roster de Oakland.

4. Chávez, el abridor
Ante las lesiones de Jarrod Parker y A.J. Griffin, los Atléticos trasladaron a Jesse Chávez del bullpen a la rotación y los resultados han sido mejor de lo que esperaban. El diestro ha conseguido siete victorias y tiene un promedio de carreras limpias de 3.14 en 19 aperturas y un total de 114.2 innings de labor.

5. Scott Kazmir, el as
El gerente general Billy Beane invirtió US$22 millones en Kazmir, y el zurdo ha hecho al ejecutivo lucir como un verdadero genio. Kazmir se encuentra en el segundo lugar de la Liga Americana con efectividad de 2.38. Tiene foja de 11-3 con 108 ponches en 117.1 innings de labor y un promedio en contra de .206.

Cinco temas a seguir en la segunda mitad

1. Un Oeste bien salvaje
Aun con lo buenos que fueron los Atléticos en la primera mitad, los Angelinos le pisan los talones a una distancia de apenas 1.5 juego, mientras que los Marineros se encuentran en el tercer lugar a 8.0 juegos de la cima. Si la postemporada comenzara hoy, los tres equipos clasificarían gracias al segundo Comodín. Esperen una batalla ardua hasta el final de la temporada regular.

2. Brisas de cambio
Aunque ya agregaron a Samardzija y Hammel, los Atléticos podrían hacerle más ajustes a su roster al acercarse el 31 de julio, la fecha límite para cambios sin que los jugadores tengan que pasar por la lista de waivers. El club podría reforzar el medio del cuadro interior, ya que los intermedistas Nick Punto y Eric Sogard batean para .213 y .186, respectivamente. Los Atléticos podrían optar por agregar a un torpedero y trasladar a Jed Lowrie a la segunda base.

3. La rotación
Los Atléticos cuentan con siete abridores establecidos y todos podrían formar parte de la rotación en algún momento con el fin de no desgastar a ninguno. Tommy Milone terminó la primera mitad en Triple-A Sacramento, pero seguramente estará de regreso con el equipo grande cuando concluya la campaña. Drew Pomeranz también podría reintegrarse al roster de Oakland como relevista largo en cualquier momento. En conclusión, los Atléticos gozan de un pitcheo profundo y tienen muchas opciones de cómo utilizarlo.

4. La parte gruesa del lineup
El cubano Yoenis Céspedes y Josh Donaldson se combinaron para 34 jonrones y 121 remolcadas en la primera mitad, pero ambos también tuvieron malas rachas. Céspedes batea apenas .246, mientras que el promedio de Donaldson es de .238. Si han de mantenerse en la cima, los Atléticos necesitarán que ambos produzcan en la segunda mitad.

5. El futuro de Lowrie
El promedio de Lowrie cayó a .217 hace un par de semanas, aunque ha mejorado a .239. La producción de Lowrie no solamente es crucial para los Atléticos, sino también para su propio futuro, dado que será agente libre cuando termine la temporada. ¿Estará Oakland interesado en renovar con el infielder? Tal vez sí, pero es probable que Lowrie pruebe suerte en el mercado.