Dave Roberts

PEORIA, Arizona - Cuando la carrera de Dave Roberts llegó a su final luego de la temporada 2008, él estaba cierto que quería permanecer conectado al juego.

Pero no estaba seguro en cual capacidad trabajaría con el béisbol.

Roberts, que se ha movido desde el coach de la primera base de los Padres a coach de la banca esta temporada, comenzó a trabajar en la televisión luego de retirarse como analista y locutor para NESN, la cadena de los Medias Rojas.

Luego se unió a los Padres como asistente especial para las operaciones beisboleras, y ahí Roberts se dio cuenta de cómo la organización funciona desde adentro.

"Yo quería ver las facetas diferentes del juego desde vistas diferentes," dio Roberts. "Y fue interesante, viéndolo desde la cabina de locutores y desde el suite. Aprendí mucho de lo duro que esas personas en la directiva trabajan."

Luego de la temporada 2010, los Padres ascendieron a Roberts al coach de la primera base, dándole su tercer trabajo en sus tres años luego de su retiro. Pero aquí, alrededor de los jugadores, los coaches, y el juego, aquí es donde Roberts encontró su área de comodidad.

"Luego de mi carrera como pelotero, yo quería saber cuál era el próximo capítulo de mi vida, cuál sería mi pasión, si seria en la cabina de la televisión, trabajando con la directiva, o en el terreno," dijo Roberts.

"Pienso que después de estar en el terreno después de dos años, no había duda que siendo un coach era donde tenía que estar."

Esta temporada Roberts se muda desde el área de la primera base al asiento al lado del dirigente Bud Black, mientras Roberts reemplaza a Rick Rentería, que fue nombrado el dirigente de los Cachorros durante este invierno.

"Lo que no puedo esperar es ver el juego desde otro punto de vista," dijo Roberts. "También, es una oportunidad de trabajar más con Buddy mientras trato de estudiar a otros dirigentes y coaches de la banca, los receptores. Lo veo como un reto nuevo."

Su trabajo será diferente a sus trabajos del pasado en formas que Roberts todavía no sabe. Black fortalece a su personal y depende en su coach de la banca, antes y durante el juego. Roberts, que trabajó con los jardineros y estuvo encargado de los esfuerzos de los corredores, entrenará al coach nuevo de la primera base José Valentín para encargarse de esos trabajos.

Pero una de las cosas que Roberts continuará haciendo es su contacto con los jugadores diariamente. Black aseguró que ese es su enfoque.

"Las interacciones es algo que Buddy quiere de mí," dijo Roberts. "Me gusta ayudar a los jugadores. Quiero enseñarles y estar involucrado. Esta es una oportunidad perfecta en enseñarles a esos que no he enseñado anteriormente."

Black está entusiasmado en ver a a Roberts en su nuevo papel. Y como dijo esta semana, no deje que Roberts te confunda con su sonrisa.

"Pienso que hará un gran trabajo," dijo Black. "El entiende el juego, entiende a los jugadores. El sabe lo que sucede en el clubhhouse.

"Hay una ventaja competitiva que Doc tiene que muchas persona no ven. Las personas ven a un tipo amable, con una gran sonrisa. Pero no hubiera logrado lo que hizo como jugador si no tuviera esa ventaja competitiva."

Black dijo que puede ver a Roberts como un dirigente, aunque Roberts no comentó sobre ese tema.

"No he pensado mucho en eso," dijo Roberts.

Lo que sí está haciendo es dedicando cada minuto que tiene esta primavera para conocer a los jugadores nuevos en los entrenamientos y también trabajar con Valentín, el nuevo miembro del personal de los coaches.

Sin ofender la televisión o la directiva, se entiende que este es el trabajo perfecto para Roberts.

"Últimamente," dijo Roberts. "Me hacía falta la camaradería en estar en el clubhouse."