Ramiro Peña. (Dave Tulis/AP)

Dos meses y medio bastaron para que Ramiro Peña convenciera a los Bravos de Atlanta de que es un jugador que encaja perfectamente en su estilo de juego y de quien esperan les aporte en varias áreas, por eso, decidieron firmarlo una temporada más.

En 2013 solo fueron dos meses y medio los que Peña jugó con los Bravos pero encajó perfectamente al jugar como segunda, tercera base y parador en corto a la defensiva, además de ser bateador ambidiestro, pero una lesión en el hombro paró en seco el paso del regiomontano en junio. Al acabar la campaña su futuro estaba en duda al ser agente libre, pero Atlanta no lo dejó ir y le ofreció un contrato por otro año, ya que son grandes las expectativas que tienen.

"El contar con Ramiro fue una de las mejores decisiones que tomamos la temporada anterior. Fue un jugador muy importante en nuestro esquema porque puede jugar en cualquier lugar del infield. Lo volvimos a firmar porque sabemos que su hombro va a estar listo para cuando empiece el Spring Training, por lo que esperamos muchas cosas buenas de él", detalló el manager de los Bravos, Fredi González, en entrevista con La afición.

Peña había jugado de 2009 a 2012 con los Yanquis de Nueva York, novena que lo dejó libre. En 2013 los Bravos lo tenían peleando por un sitio en el Spring Training, lugar que se ganó con sus actuaciones en la pretemporada. Para confirmar su valía, se convirtió en un relevo constante durante la temporada dándole un abanico de posibilidades al staff de coacheo.

"Esperamos que nos dé las mismas cosas que mostró la campaña anterior, que sea un pelotero utility a la defensiva, que nos dé mucha flexibilidad a la hora de batear al ser switch hitter, que nos ofrezca estar en base constantemente", continuó González.

Ramiro jugó en 50 duelos, dando 27 hits, anotando 14 veces, pegando tres jonrones y empujando 12 carreras, con ocho pasaportes, mientras a la defensiva trabajó 32 veces como antesalista, 10 como segunda base y siete en las paradas cortas, acumulando 18 apariciones en el cuadro titular.

Fredi llegó a los Bravos para la campaña 2011, un año donde terminaron en segundo sitio con marca de 89-73, pero sin lograr avanzar. Para 2012 calificaron a postemporada, dando un paso para adelante en 2013, donde fueron campeones divisionales, aunque perdieron en la Ronda Divisional con los Dodgers de Los Ángeles.

"Fue un buen año porque ganamos la división luego de haber obtenido 96 triunfos. Cuando calificas a playoffs te debes de sentir muy satisfecho porque das un paso que pocos pueden dar. A pesar de que Los Ángeles nos ganó en cuatro juegos en la postemporada no quita el gran trabajo que hicimos, logramos jugar muy buena pelota todo el año", continuó el estratega.

Los Bravos abrirán su campo de entrenamiento el viernes 14 de febrero, aunque los jugadores de cuadro deberán de reportar el 18 de febrero. Ahí será donde Peña deberá de presentarse en perfectas condiciones luego de haberse operado el hombro derecho y de rehabilitarse en Arizona desde diciembre pasado.

"Tenemos un equipo muy atractivo para verlo jugar. Contamos con gente joven que ayuda a darle un toque especial a lo que hacemos y logra una empatía que nos agrada mucho. Si la temporada empezara mañana sé que tendríamos un equipo bien compenetrado", sentenció.