Yadier Molina y David Freese. (Jeff Roberson/AP)

SAN LUIS-- Los planteles cambian tan rápido en el béisbol actual que sólo siete peloteros que se coronaron con los Cardenales en la Serie Mundial de 2011 forman parte del equipo que ha vuelto al Clásico de Otoño dos años después.

San Luis, campeón de la Liga Nacional, recibió la contribución de 20 novatos en esta temporada, muchos de ellos en papeles de titulares dentro de un equipo que lideró el Viejo Circuito con 97 victorias y que se metió a la Serie Mundial por segunda vez en tres años.

El gerente general John Mozeliak considera que el equipo de 2011 y el actual tienen poco en común. Recordó que los Cardenales de hace un par de años se colaron a la postemporada como el segundo comodín, mientras que el equipo de 2013 ha tenido la ventaja de local, por ostentar la mejor foja de la Nacional.

"Lo bueno es que ahora los dos equipos que tuvieron las mejores fojas se enfrentarán en la Serie Mundial", dijo Mozeliak. "Y creo que eso es bueno. Muchas veces, las cosas no se dan así".

Lance Lynn es el único lanzador que queda del equipo de 2011. En la serie frente a los Dodgers, los otros miembros de aquel equipo campeón fueron el puertorriqueño Yadier Molina, Matt Carpenter, Daniel Descalso, David Freese, Matt Holliday y Jon Jay. El cuarto bate Allen Craig, marginado por una lesión en un pie desde comienzos de septiembre, se reincorporaría a los Cardenales en la Serie Mundial y comenzaría como bateador designado.

La primera vez que Craig tendría que jugar en la primera base sería en el tercer juego, el viernes en San Luis. Todos están optimistas, particularmente por el hecho de que contará con algunos días adicionales para su rehabilitación.

El promedio de Craig, de .454 con corredores en posición de anotar, fue el mejor en las Grandes Ligas. Y salvo por la paliza de 9-0 que propinaron los Cardenales a los Dodgers en el sexto compromiso de la Serie de Campeonato, el bateo de San Luis ha extrañado a Craig.

"Él podría ser la diferencia", consideró Molina. "Me alegro por tenerlo de vuelta".

En la Serie Mundial de 2004, cuando los Cardenales fueron barridos por Boston, Michael Wacha y Trevor Rosenthal estudiaban la secundaria.

Wacha fue la selección en la primera ronda del draft en junio de 2012, una compensación para los Cardenales por perder al dominicano Albert Pujols, quien se marchó a los Angelinos como agente libre. El lanzador escaló rápidamente y ha lucido fenomenal en la postemporada, con una foja de 3-0 y una efectividad de 0.43.

Ha visitado el Fenway park una vez antes, en su segundo año con la Universidad de Texas A&M, para un juego de estrellas colegiales, en el que no participó.

"Es increíble la historia allá", opinó Wacha. "Es el Fenway, un parque asombroso, y estoy ansioso por jugar ahí".

San Luis entrenó el domingo, tras un día de descanso y de celebración por la conquista del gallardete de la Liga Nacional. El viaje a Boston se realiza el martes.