Marlon Byrd vs. Carlos Beltrán.

PITTSBURGH -- El enfrentamiento que tenemos para una de las Series Divisionales de la Liga Nacional es una figura fija en la postemporada contra las caras nuevas de octubre.

Antes de que todos señalen a San Luis como los claros favoritos, cabe destacar que los campeones de la División Central de la Liga Nacional tuvieron marca de 9-10 contra Pittsburgh esta temporada.

Sin embargo, en cuanto a experiencia en los playoffs este siglo, no hay comparación ya que los Bucaneros están jugando en la postemporada por primera vez en 21 años. Comenzaron su presentación en octubre de manera impresionante con un triunfo 6-2 sobre los Rojos en el Juego del Comodín.

Los Cardenales han ganado dos Series Mundiales en las últimas siete campañas y por supuesto, encabezan la Liga Nacional con 11 campeonatos del Clásico de Otoño. No se acercan a los Yankees, pero en los últimos años han sido los mejores en el Viejo Circuito. Los Piratas han ganado cinco Series Mundiales, lo que es un historial que no se puede descartar, pero no se han acercado a un anillo desde 1979.

Ambos conjuntos tienen el pitcheo suficiente para llegar lejos en los playoffs del 2013. Pittsburgh es tercero en la Gran Carpa en efectividad; San Luis es el quinto. Estos conjuntos son fuertes en los aspectos necesarios en la postemporada.

Los Cardenales tienen unas cuantas ventajas incorporadas para la Serie Divisional. La primera, por virtud de ganar la Central de la Liga Nacional, la ventaja como local. Y por virtud de tener el mejor récord en el Viejo Circuito, San Luis tendrá la ventaja como local si llegan a la Serie de Campeonato.

Y los Cardenales tienen a su as, Adam Wainwright, lanzando en el Juego 1 en su descanso normal y los Piratas contarán con su serpentinero con etiqueta de as, A.J. Burnett.

Pero el as por sus méritos es el dominicano Francisco Liriano. Tuvo que abrir el Juego del Comodín. Liriano impresionó, produciendo la clase de presentación que Pittsburgh necesitaba. Sin embargo, si la Serie Divisional se va a cinco juegos, los Cardenales podrían enviar de nuevo a Wainwright, lo que sería una gran ventaja.

Y aunque los Piratas han tenido un buen desempeño, los Cardenales también pasan por un buen momento. Han ganado 17 de sus últimos 22 encuentros, incluyendo los últimos seis en fila.

Esta podría ser la 20ma vez que estos dos clubes se enfrentan en el 2013, pero aún luce como una se3rie interesante. Dos equipos con pitcheo sólido, ambos jugando bastante bien en el momento indicado; esto es precisamente lo que necesita una serie de postemporada para la historia.