Prince Fielder y Miguel Cabrera (AP)

DETROIT -- ¿Por qué le están lanzando los equipos a Miguel Cabrera cuando el venezolano está teniendo una temporada que se puede calificar como algo entre excelente e increíble?

La respuesta podría ser bien sencilla, hasta con apenas dos palabras:

Prince Fielder.

Ese fue el veredicto de ambos managers en el inicio de la serie aquí entre los Atléticos y los Tigres. Estamos hablando de Jim Leyland (Detroit), quien es el líder en victorias entre los dirigentes activos, y Bob Melvin (Oakland), ganador del premio a Manager del Año en ambas ligas, incluyendo el 2012 con los Atléticos.

El lunes, Oakland ganó el primer encuentro en parte porque le dieron una base por bolas intencional a Cabrera en una situación crucial. El maracayero ya se había hecho sentir, conectando un cuadrangular para empatar el juego en el quinto inning.

En el séptimo, con los Atléticos arriba por tres carreras y dos a bordo por Detroit, Dan Otero llegó a conteo de 2-0 ante Cabrera y Melvin mandó a completar el boleto de manera intencional. Entró el zurdo Sean Doolittle para medirse a Fielder, quien dio elevado de out al jardín central.

"Basándote en lo que había pasado en el último turno (de Cabrera), tenías que arriesgarte con el otro", explicó Melvin. "Pero no es fácil de hacer, porque Fielder rinde en esas situaciones y estoy seguro de que eso le da un poco más de motivación".

Por supuesto, lo que ha hecho Cabrera este año es bien sabido. Después de ganar la Triple Corona de bateo en el 2012, ha producido aun más en lo que va de esta campaña. Encabeza las Grandes Ligas en porcentaje de embasarse, slugging, promedio, total de bases alcanzadas, hits y empujadas.

Pero no es el líder en bases por bolas recibidas. Cabrera ha visto cuatro bolas malas en 76 ocasiones este año. Mike Trout lo ha hecho 78 veces, mientras que Joey Votto encabeza las mayores con 101. En cuanto a boletos intencionales se refieren, Cabrera está empatado por el primer lugar de la Gran Carpa con el dominicano David Ortiz.

Como punto de referencia, en el 2004 Barry Bonds recibió 232 bases por bolas, incluyendo 120 intencionales.

Aquí el punto es que Cabrera está teniendo una temporada para el recuerdo, pero sin los pasaportes que uno esperaría. A Leyland se le preguntó si le daría muchas bases al venezolano si fuera el manager en contra.

"No", contestó el piloto. "Uno podría pensar así si el próximo sólo supiera dar sencillos. Pero no es así con uno que puede dar jonrones.

"No lo haría", continuó. "Posiblemente lo hiciera con un bateador de sencillos detrás de él, pero no lo haría con Prince Fielder en el círculo de espera".

Aparentemente, la oposición ha pensado lo mismo. Cabrera recibió 108 bases en el 2011, el año antes de la llegada de Fielder. En el 2012, la primera temporada de Fielder en los Tigres, el venezolano tuvo apenas 66 boletos gratis.

A Melvin se le preguntó si sus lanzadores trabajarían con cuidado extremo ante Cabrera, o si la calidad del lineup de Detroit haría imposible tal estrategia.

"Las dos cosas", contestó el capataz. "Siempre piensas lanzarle con cuidado a Cabrera y hasta evitar sus turnos. Pero la profundidad que tienen (los Tigres) detrás de él lo hace más difícil. No quieres embasar a más corredores con algunos de los bateadores detrás de él que pueden empujar carreras.

"Pero también tienes que tomar en cuenta lo que él puede hacer", continuó. "Si hay un jugador en particular que no quieres que te gane, es Miguel Cabrera".

Pero los equipos le siguen lanzando.

"Correcto, y creo que eso tiene que ver con la presencia de Prince Fielder detrás de él", comentó Melvin. "He visto los números después de una base intencional otorgada a Miguel Cabrera. Prince parece disfrutar eso".

En esta temporada, Fielder lleva de 16-5 (.400) con dos boletos y 10 empujadas al llegar a la caja de bateo luego de una base intencional recibida por Cabrera. En un momento lleva de 9-8 con sus 10 impulsadas y una base en dicha situación.

Claro, Fielder no ha tenido la clase de campaña que algunos esperarían, pero en general ha rendido en juegos reñidos. Lleva OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.010 con los partidos empatados.

Entonces, Fielder sí le brinda una protección importante a Cabrera. Pero con la clase de temporada que está teniendo el venezolano, habrá momentos-con el del lunes-en que lo correcto será no lanzarle a Miguel Cabrera.