Medias Blancas, Cachorros, Cerveceros y Astros podrían "estropearles" las cosas a equipos en la pelea.

Los Cachorros no precisamente luchaban por un lugar en los playoffs durante el fin de semana, cuando les ganaron dos de tres juegos a los Cardenales, dueños del primer comodín de la Liga Nacional.

Pero nadie hubiese adivinado que Chicago está descartado a juzgar por la actitud de sus jugadores, que dieron todo en dicha serie.

"Uno se esfuerza más en juegos así", dijo el intermedista de los Cachorros, Darwin Barney. "Se trata de una situación en la que ellos están en la pelea y necesitan ganar partidos y una vez más, nosotros podemos ser los aguafiestas".

Se puede decir que los Cachorros, y varios otros clubes más de Grandes Ligas, están envueltos en las carreras por la postemporada, aunque se tratan de luchas ajenas.

Hace tiempo que equipos como los Astros, Cerveceros, Cachorros y Medias Blancas ya no tienen esperanzas de llegar a los playoffs, pero aun así disputarán juegos muy importantes en septiembre contra clubes en plena pelea.

Los Cachorros terminarán la temporada con tres partidos en casa contra los Piratas, antes de viajar a San Luis para tres compromisos más contra los Cardenales. Estos últimos dos conjuntos - junto con los Rojos - protagonizan una de las luchas más férreas de Grandes Ligas en la División Central de la Liga Nacional. Chicago disputará tres juegos contra Cincinnati en septiembre y otros cuatro en Pittsburgh.

Por otro lado, tras su traslado a la Liga Americana, los Astros se encuentran en medio de las carreras por la División Oeste y el Comodín.

Ahora mismo, el Oeste de la Joven Circuito, en el cual los Rangers tienen ventaja de un juego sobre los Atléticos, es la división más reñida del béisbol. Houston disputará cuatro partidos contra Oakland y tres contra Texas en septiembre.

Los Astros también se enfrentarán el próximo mes a unos Rojos que, dependiendo de lo que suceda de aquí a dicha serie, podrían estar luchando por el título de su división o el comodín del Viejo Circuito. Después de medirse a Cincinnati, Houston jugará cuatro juegos contra los Indios y terminará la campaña con una serie ante los Yankees, que podrían estar luchando por más que una digna despedida para el panameño Mariano Rivera.

Dichos clubes intentarán "aguarle la fiesta" a sus oponentes, pero estas series también tienen otro valor. Muchos de estos equipos "aguafiestas" están repletos de jugadores jóvenes y talentosos que esperan algún día verse en medio de una carrera por los playoffs.

"Vean el juego en su totalidad, observen lo que está pasando y se sorprenderán de lo mucho que aprenderán", le dijo el manager de los Astros, Bo Porter, a sus pupilos.

En la Central de la Nacional, los Cerveceros también estarán en medio de la acción. Cinco de las ocho series que Milwaukee disputará en septiembre serán contra equipos que en estos momentos están en la pelea por la postemporada, incluyendo a los Piratas, Cardenales y Rojos.

Por su parte, los Medias Blancas podrían ser uno de los equipos más importantes a la hora de decidir el Comodín del Joven Circuito. Los Patipálidos comenzarán el mes de septiembre con series en Boston, Nueva York (Yankees) y Baltimore. Estos tres clubes tienen bastantes esperanzas en estos momentos, ya que los Medias Rojas encabezan la División Este y los Yankees y Orioles podrían clasificar por medio del comodín.

El resto del mes, Chicago medirá fuerzas con aspirantes de la Central de la Americana, ya que disputará series contra los Tigres y los Indios y terminarán la campaña con cuatro juegos contra los Reales.

Existe la posibilidad de que, para cuando los Medias Blancas se dirijan a Detroit a finales de septiembre, los Tigres ya tengan la división en la bolsa. Pero Kansas City y Cleveland podrían dar la pelea, si no por la división, entonces por uno de los comodines.

Los Medias Blancas no pueden aspirar este año ni a su división ni a un comodín. Pero, al igual que los Astros, Cachorros, Cerveceros y varios otros clubes, ayudarán a decidir quién llegará a octubre.