"Creo que nuestros muchachos han hecho el mejor trabajo posible", dijo Joe Girardi acerca del desempeño de su equipo en la primera mitad.

NUEVA YORK -- Si pudiéramos señalar un juego como el ejemplo de la temporada que han tenido los Yankees, su 92do encuentro del año sería el más acertado. Esa fue la tarde en que Derek Jeter regresó a la acción, solamente para salir de nuevo con una dolencia en una pierna después de solamente cuatro turnos al bate.

Nueva York ha tenido esa clase de campaña. Han esperado con ansia a su grupo de lesionados, solamente para perderlos de nuevo en los casos de Jeter, Mark Teixeira, Curtis Granderson y Kevin Youkilis.

Sin embargo, los Yankees ganaron aquel encuentro, algo que han podido hacer con frecuencia. Teniendo en cuenta sus retos, los Bombarderos deberían estar satisfechos con su paso hasta la pausa por el Juego de Estrellas. Nueva York se encuentra a siete juegos sobre los .500 con 51-44, seis partidos detrás de los Medias Rojas, líderes de la División Este de la Liga Americana.

"Creo que nuestros muchachos han hecho el mejor trabajo posible", indicó el manager Joe Girardi. "Ha habido juegos en los que pensé que teníamos la oportunidad de ganar, unos cuantos hits y hubiéramos ganado. Valoro bastante lo que nos han dado y continuaremos la marcha hacia adelante".

El pitcheo de los Yankees ha sido su mejor arma en la primera mitad, consiguiendo un promedio de carreras limpias de .374, uno de los nueve mejores en las Grandes Ligas. Hiroki Kuroda podría ser una de las 'injusticias' del Juego de Estrellas; la efectividad de 2.65 de Kuroda fue la segunda en el Joven Circuito detrás del venezolano Félix Hernández, y su foja de 8-6 sería más atractiva con más apoyo de su ofensiva.

CC Sabathia ha tenido una marca de 9-8 poco común y un promedio de carreras limpias admitidas de 4.07, concediendo 21 cuadrangulares (la mayor cantidad en el equipo) y señalando que su primera mitad fue "terrible", pero el historial de Sabathia en la segunda mitad traen esperanzas que vendrán mejores días. Andy Pettitte, Phil Hughes, David Phelps y el dominicano Iván Nova han enfrentado sus respectivos altibajos en la rotación.

Los Yankees han necesitado el apoyo de su pitcheo debido a una ofensiva que llegó al descanso en el 20mo sitio en las mayores con 373 carreras anotadas. El gerente general Brian Cashman estaba consciente al comenzar la campaña que su equipo no tendría una ofensiva tan potente, pero nadie se hubiera imaginado el descenso que han tenido.

Es posible que Nueva York cambie un brazo para reforzar una ofensiva que ocupa el 24to lugar en promedio, son 24tos en porcentaje de embasarse y 26tos en slugging. Granderson estaría de regreso en agosto y la llegada de Alex Rodríguez serían de mucha ayuda, pero no sería sorpresa si los Yankees buscan adquirir más refuerzos.

Esto no ha sido un verano típico en el Bronx, pero aún puede tomar el mando -- comenzarán la segunda mitad con 12 partidos seguidos contra equipos sobre los .500, incluyendo los Medias Rojas, Rangers, Rays y Dodgers. Es una buena oportunidad de demostrar qué clase de equipo es.

"De cualquier manera hay algo de urgencia", manifestó el jardinero Vernon Wells. "Lo bueno es que tenemos varios juegos contra Boston y contra equipos sobre nosotros en la tabla de posiciones. Controlamos nuestro destino en la segunda mitad. Si jugamos bien, todavía tenemos una oportunidad".