Miguel Cabrera y Prince Fielder.

La temporada pasada, el venezolano Miguel Cabrera y Prince Fielder se combinaron para empujar 247 carreras por los Tigres-la mayor cantidad de cualquier dúo de compañeros de Grandes Ligas y la mejor marca para un par de felinos desde que Rocky Colavito y Norm Cash impulsaron 272 entre ellos en 1961.

Fielder-iniciando cada uno de los 162 juegos como cuarto bate-empujó a sí mismo 30 veces, a Cabrera en 24 ocasiones y a Austin Jackson en 22. Cabrera-tercer bate en cada uno de sus 161 partidos como titular-se empujó 44 veces y remolcó a Jackson en 38 ocasiones.

Con Cabrera y Fielder de nuevo en los puestos 3 y 4, respectivamente, en el orden ofensivo de Detroit--y con buenos comienzos del primer bate Jackson y del segundo bate Torii Hunter--uno se pregunta si su total combinado de empujadas del 2012 podría superarse en esta campaña.

Cabrera remolcó cuatro vueltas como parte de un juego de tres hits el martes, ayudando a los Tigres a derrotar a los Marineros por 6-2. El venezolano ya tiene par de juegos con cuatro empujadas en el 2013, al igual que Fielder. La última vez que par de compañeros tuvo dos partidos de cuatro impulsadas o más tan temprano en una temporada fue en el 2005, cuando Michael Tucker y el dominicano Pedro Féliz de los Gigantes tuvieron dos cada uno. Remontando al 1916, ésta es la primera vez que dos compañeros de los Tigres lo hacen tan temprano en el año.

Hunter se fue de 4-2 el martes, lo cual representó su noveno partido de dos imparables o más, la mayor cantidad de Grandes Ligas hasta el momento. Desde 1916, sólo dos integrantes de los Tigres han tenido nueve juegos de dos hits o más en los primeros 13 encuentros de una campaña: Dale Alexander en 1931 y Charlie Gehringer en 1936.

Jackson dio par de indiscutibles y anotó dos carreras en la victoria del martes de Detroit. Ahora ha anotado por lo menos una vuelta en 11 de los primeros 13 juegos de la temporada y encabeza las mayores con 19 anotadas. Jackson es uno de tres jugadores de los Tigres en registrar una anotada en 11 de los primeros 13 juegos de la campaña: Al Kaline lo hizo en 1967 y Gehringer lo logró en 1929 y 1936.