Japón y Holanda ya están en semifinales.

Tras salir airosos en el Lejano Oriente, dos equipos ahora se dirigen rumbo al continente americano decididos a seguir con su buen paso. Mientras tanto, en Miami, dos escuadras más saldrán triunfantes de peleadas batallas esta semana.

Destino final: San Francisco.

La Ciudad de la Bahía, centro del universo del béisbol el pasado mes de octubre, acaparará una vez más la atención del mundo del llamado "Rey de los Deportes" este fin de semana, cuando la ronda final de Clásico Mundial de Béisbol se lleve a cabo en el AT&T Park por tres días consecutivos.

Rumbo al estadio de la Bahía se dirigen el dos veces campeón del torneo, Japón, y el sorprendente equipo de Holanda, ambos ya calificados para la ronda semifinal tras haber disputado sus grupos en Taiwán y Japón. La escuadra nipona se ganó el derecho de jugar en la primera semifinal el domingo a las 6 p.m. (Hora del Pacífico), y el seleccionado holandés verá acción el lunes en la segunda semifinal, también a las 6 p.m. (Hora del Pacífico), y los equipos ganadores de esos dos encuentros avanzarán directo a la gran final del torneo el martes a las 5 p.m. (Hora del Pacífico).

Se desconoce aún quiénes serán los otros dos finalistas, mientras se desarrolla la ronda eliminatoria del Grupo 2 en Miami. Las aspiraciones de la selección de Estados Unidos para ganarse el viaje al Área de la Bahía siguen vivas con la victoria por 7-1 en contra de Puerto Rico la noche del martes. Ese triunfo dejó la mesa puesta para que el jueves se dispute el duelo entre Estados Unidos y República Dominicana, que quedó a un paso de las semifinales tras vencer a un aguerrido equipo de Italia por 5-4 en el primer juego del Grupo 2 el martes en Miami. Puerto Rico superó a Italia en un emocionante partido el miércoles para seguir vivo en el torneo. Sólo dos equipos avanzarán a la ronda semifinal, y el mejor sembrado del Grupo 2 se decidirá este sábado.

Para cualquiera de los equipos que avancen a la ronda semifinal, una oportunidad de jugar en la casa de los actuales campeones de la Serie Mundial, Gigantes, será la mejor manera de cerrar un torneo lleno de emoción y sorpresas.

Para Hensley Meulens, manager de Holanda y coach de bateo de los Gigantes de San Francisco, significa un regreso a casa. Con Joe Lefebvre supliéndolo como coach de bateo interino en los campos de entrenamiento de los Gigantes, Meulens tuvo que dejar al equipo con un plan - y se aseguró de que ese plan abarcara las cuatro semanas que le tomaría a su selección alcanzar la ronda de campeonato.

"Les dije, 'estaré ausente por cuatro semanas' y se hizo realidad - estaré fuera por cuatro semanas y estoy muy feliz de poder representar a los Gigantes y a Holanda en San Francisco la próxima semana", expresó Meulens.

Los lanzadores de los Gigantes Ryan Vogelsong y Jeremy Affeldt todavía tienen su propia oportunidad de regresar a casa si el equipo de Estados Unidos logra avanzar, lo mismo para el jardinero central Ángel Pagán si Puerto Rico logra la hombrada, y para el relevista Santiago Casilla si República Dominicana alcanza la ronda semifinal.

Mientras se preparan para viajar a San Francisco, las selecciones de Japón y Holanda pasarán la mayor parte de la semana en el área de Phoenix, donde verán acción en la Liga del Cactus. Japón se medirá a los Gigantes el jueves en Scottsdale, Arizona, y luego a los Cachorros el viernes en Mesa, mientras que Holanda enfrentará a los Padres y Marineros esos mismos días en Peoria.

La selección holandesa, que dio la gran sorpresa en 2009 al avanzar a la segunda ronda, amarró su pase a San Francisco al dejar en el terreno y eliminar de manera categórica a un potente equipo de Cuba en una victoria por 7-6, para eventualmente finalizar en segundo lugar del Grupo 1 detrás de Japón. El ex astro de Grandes Ligas Andruw Jones, quien actualmente es agente libre después de haber jugado para los Yankees en 2012, es el pelotero con más trayectoria en una selección integrada tanto por jugadores holandeses como de Curazao, Aruba y Antillas Holandesas. Roger Bernadina de los Nacionales y Andrelton Simmons de los Bravos son los únicos ligamayoristas vigentes en el roster, y Simmons registra un promedio de bateo de .379 con una marca del equipo de nueve carreras anotadas hasta ahora.

Japón, mientras tanto, no era considerado un favorito para regresar a la ronda semifinal, puesto que su roster no presentaba a un solo pelotero de Grandes Ligas después de que Ichiro Suzuki viera acción en las dos ediciones previas y los lanzadores Daisuke Matsusaka y Yu Darvish se convirtieran en dos de varios jugadores japoneses en firmar para un club de Ligas Mayores después de brillar en el Clásico. Caracterizados por desplegar siempre el concepto de juego de equipo y un béisbol de fundamentos, Japón está a dos victorias de obtener el título por tercera ocasión.

Selecciones con bastante talento como Corea del Sur y Venezuela se quedaron en el camino esta vez. Dos equipos ya están en la ronda final. Los otros dos se conocerán esta misma semana.

Y, pronto, San Francisco se convertirá una vez más en el centro de atención para el mundo del béisbol.