Yovani Gallardo. (LMP)

GLENDALE, Arizona - Para Yovani Gallardo, por fin ha llegado el momento de representar su país-pero no antes de un pequeño susto.

Recuperado completamente de las molestias en la ingle que por poco lo obligan a no lanzar en el Clásico Mundial de Béisbol con la selección mexicana, el as de los Cerveceros de Milwaukee está completamente entregado a la causa "tricolor".

"Iba a hacer todo lo posible por participar", le dijo Gallardo a LasMayores.com. "Quería vivir esta experiencia."

Gallardo, de 27 años recién cumplidos, aún no estaba lo suficiente establecido como profesional para representar a México en el 2006. Hace cuatro años sí era una opción atractiva para la tropa del entonces manager Vinicio Castilla, pero venía de una fuerte lesión en la rodilla derecha el año anterior y no quería arriesgarse.

Ahora, ya superado el obstáculo de la ingle, Gallardo está listo para ser el as de la selección mexicana y medirse a Estados Unidos-el equipo más fuerte en el papel del Grupo D-en el segundo choque del torneo para el tricolor el viernes en el Chase Field de Phoenix.

"Va a ser un juego emocionante," afirmó Gallardo, quien tiró un cero con tres ponches y par de boletos vs. los Diamondbacks el martes en un partido de exhibición de cara al Clásico. "Sin importar el deporte, México-EE.UU. siempre trae muchas emociones."

En el apogeo de su carrera, Gallardo viene de ganar 16 juegos y pasar de los 200.0 entadas lanzadas por segunda temporada consecutiva. Pero ni la fuerte carga de trabajo en Milwaukee ni la responsabilidad como as de un equipo de Grandes Ligas iban a impedirlo a ponerse el uniforme de México.

Con eso en mente, el diestro empezó temprano su programa de tiros y entrenamientos en el invierno.

"My brazo está bien, sin problemas", declaró Gallardo, quien en su única salida de pretemporada hasta ahora con los Cerveceros-cuando sintió los dolores en la ingle-permitió cinco hits (incluyendo dos jonrones) y tres carreras en 2.2 episodios vs. los Marineros. "Sabemos que es más difícil, porque los lanzadores no estamos acostumbrados a competir a un nivel tan alto a esta altura del año, en un escenario tan grande y representando a nuestro país."

Uno de los fuertes del roster de México es su pitcheo, con una rotación abridora que incluye a nombres de Grandes Ligas como Marco Estrada y Luis Alonso Mendoza. Pero sin dudas, la confirmación de Gallardo en la selección ha sido motivo de alivio para el manager Rick Rentería.

"Es algo grande", dijo el capataz. "Es algo positivo siempre que puedas contar con un lanzador élite de Grandes Ligas. Estamos bien contentos de que esté aquí."

Agregó el coach de pitcheo del club, la leyenda Fernando Valenzuela: "Es importante. Siempre tiene que haber una cabeza en el staff de pitcheo y creo que Yovani ha demostrado en Grandes Ligas que es un lanzador ganador, entonces es importante contar con un jugador como él."

ORGULLO TRICOLOR
Al igual Adrián González, el mayor estelar de la selección entre los jugadores de posición, Gallardo ha alcanzado un nivel que para algunos sería motivo de no participar en un Clásico Mundial. Pero tal como el Titán, el nacido en Michoacán y criado en Texas (donde aún reside ha llegado a este evento con muchas ganas de vestir los colores a su país.

"Para mí significa mucho", expresó. "Es un honor representar el lugar donde nací. Toda mi familia nació en México. Es un honor ponerme ese jersey que dice 'México'.

"Así me criaron", continuó. "Los otros muchachos (en la selección) te dirán lo mismo. Soy 100% de México y no son muchas las veces que uno tiene la oportunidad de representar al país. Cada uno de nosotros está preparado para esto. Será divertido y emocionante, una experiencia que jamás olvidaremos."