NUEVA YORK -- Alex Rodríguez desmintió la versión de un semanario que le acusa de adquirir sustancias controladas para mejorar el rendimiento en una clínica del sur de la Florida.

The Miami New Times, una semanario alternativo, informó el martes que obtuvo acceso a documentos que detallans compras hechas por Rodriguez, los dominicanos Melky Cabrera, Nelson Cruz y Bartolo Colón, además del lanzador Gio González y el receptor cubano Yasmani Grandal, en una clínica llamada Biogenesis y que es administrada por Anthony Bosch. El periódico también difundió copias de lo que serían apuntes hechos por Bosch a mano escrita y que se obtuvieron por medio de un empleado de Biogenesis.

Rodríguez reconoció hace cuatro años que se dopó entre 2001-03. Cabrera, Colón y Grandal fueron suspendidos 50 juegos cada uno el año pasado por Grandes Ligas tras dar positivos en controles que mostraron elevados índices de testosterona.

"Siempre estamos extremadamente desilusionados cuando nos enteramos de posibles vínculos de jugadores con el uso de sustancias para mejorar el rendimiento", dijo Grandes Ligas (MLB), de acuedo con un comunicado de prensa.

"Estamos involucrados en el asunto en el sur de la Florida a través de nuestro Departamento de Investigaciones", agregó.

Un funcionario de Grandes Ligas, que podió no ser identificado por no estar autorizado a dar declaraciones públicas, indicó el lunes que MLB no tenía en sus manos documentación relacionada a los denuncias. Si MLB recopila las pruebas, los jugadores se exponen a sanciones. Una primera infracción convella 50 juegos de suspensión y la segunda implica 100 partidos. Una sanción de por vida se aplica con una tercera infracción.

Rodríguez debe perderse al menos la primera mitad de la próxima temporada, luego que el 16 de enero se operó la cadera. Una suspensión de 50 juegos podría costarle 7,65 millones de dólares de su salario anual de 28 millones.

Un vocero de Rodríguez emitió un comunicado en el que califica de "falsa" la supuesta conexión entre el antesalista y Bosch.

"Alex Rodríguez no fue paciente del señor Bosch, nunca fue atendido por él y nunca recibió asesoría suya", señala el comunicado. "Los supuestos documentos mencionados en la historia, al menos los que tienen que ver con Alex Rodríguez, son ilegítimos".

Jay Reisinger, un abogado que ha representado a Rodríguez en años recientes, dijo que el tres veces ganador del premio al Jugador Más Valioso contrató a Roy Black, un abogado de Miami. Black ha defendido en el pasado a clientes famosos como el comentarista de radio Rush Limbaugh y William Kennedy Smith.

Rodríguez pasó años negando el consumo de sustancias dopantes hasta que la revista Sports Illustrated informó en febrero de 2009 que dio positivo por dos esteroides en una serie de controles anónimos de Grandes Ligas cuando jugaba con los Rangers de Texas en 2003.

Dos días después, entrevistado por ESPN, A-Rod admitió haber utilizado esteroides entre 2001-03. Asegura que dejó de hacerlo después de esa fecha.

Si las nuevas denuncias son ciertas, los Yanquis afrontan enormes obstáculos si buscan rescindir los últimos cinco años del contrato de Rodríguez, el cual les ata a una obligación financiera de 114 millones de dólares. En base al acuerdo antidrogas firmado por Grandes Ligas y la asociación de peloteros, un juez podría determinar si cualquier medida tomada por el equipo constituye una sanción adicional por la misma infracción.

"Respaldamos por completo el programa de prevención y tratamiento contra las drogas del Comisionado. Este asunto ahora está en manos de la oficina del Comisionado", señalaron los Yanquis en un comunicado. "No comentaremos más al respecto hasta que concluya la investigación".

Según el New Times, un empleado de una clínica en el sur de la Florida que cerró hace poco le suministró documentos que demuestran que Rodríguez compró hormona de crecimiento humano (HGH) y otras sustancias.

Cabrera, el jugador más valioso del pasado Juego de Estrellas mientras representaba a los Gigantes de San Francisco, fue suspendido por 50 partidos en agosto por arrojar positivo en un control antidopaje. El jardinero fichó luego con los Azulejos de Toronto como agente libre.

Colón, un lanzador de los Atléticos de Oakland, también fue suspendido 50 partidos en agosto. Los Atléticos rehusaron comentar.

González --quien tuvo marca de 21-8 con los Nacionales de Washington la temporada pasada-- y Cruz --quien bateó 24 jonrones los Rangers de Texas-- nunca habían sido vinculados con el uso de drogas para mejorar el rendimiento.

Los Rangers dijeron en un comunicado que avisaron a Grandes Ligas después que fueron abordados por el New Times la semana pasada. El equipo indicó que no comentaría más.

González escribió en su cuenta de Twitter: "Nunca he utilizado ningún tipo de droga para mejorar el rendimiento y nunca lo haré, jamás he conocido ni hablado con tony Bosch o utilizado ninguna sustancia".

El reporte dice que en los archivos de Bosch, aparecen los nombres de los jugadores y las sustancias que recibieron, incluyendo HGH y esteroides. Varios empleados y clientes no identificados confirmaron al diario que la clínica distribuía las sustancias, según el reporte. Los empleados dijeron que Bosch se vanagloriaba de suministrar drogas a atletas profesionales, pero dijeron que nunca vieron a los jugadores en la oficina.

Rodríguez es mencionado 16 veces en los documentos, según el New Times. Se le identifica como "Alex Rodríguez", "Alex Rod" o con el apodo "Cacique". El diario indica que, según los documentos, compró hormona de crecimiento humano (HCH); crema de testosterona; IGF-1, una sustancia que fue prohibida por MLB y que estimula la producción de insulina; y GHRP, que genera hormonas de crecimiento.

El primero de Rodríguez, Yuri Sucart, es mencionado con compras de HCH. En 2009, MLB prohibió a Sucart entrar al vestuario de los Yanquis y estar cerca del equipo, luego que Rodríguez dijo que Sucart obtuvo y le inyectó sustancias dopantes.

También son mencionados, de acuerdo con los documentos del New Times, el tenista Wayne Odesnik, el boxeador cubano Yuriorkis Gamboa y Jimmy Goins, preparador del equipo de béisbol de la Universidad de Miami.

Mia Ro, portavoz de la Agencia Federal Antidrogas en Miami, declinó confirmar o desmentir que exista una investigación sobre Bosch o la clínica.