(Getty Images)

DETROIT - Cuatro ventajas en dos juegos han resultado en nada más que dos derrotas para los Atléticos en la Serie Divisional de la Liga Americana. Un revés más y su temporada habrá terminado, mientras que tres victorias en tres encuentros en su propia casa los mantendrán vivos.

Si este guión suena conocido, es porque lo es, y no hay razón para pensar que los aguerridos Atléticos no puedan remontar un déficit de 0-2 en contra de los Tigres en el Coliseo de Oakland.

Hace exactamente una semana cuando los Atléticos enfrentaban el reto de ganar tres juegos de manera consecutiva contra los Rangers para ganar la división. Los muchachos de Bob Melvin hicieron justo eso, y ahora planean repetirlo en casa para seguir vivos en la postemporada.

"Lo mejor que puedes hacer es recuperar la confianza", expresó el segunda base Cliff Pennington. "Lo hemos hecho todo el año, y creo que no hay duda de que podemos hacerlo de nuevo".

"Tenemos que ir a casa y ganar tres, ¿y quién hubiera pensado que podíamos lograr eso hace una semana?", manifestó el taponero Grant Balfour. "Hemos visto pasar cosas increíbles en la última semana, y creo que pueden volver a suceder".

Balfour, quien llenó las bases en la novena entrada y permitió un elevado de sacrificio de Don Kelly para perder el juego, irradiaba confianza y mantenía su cabeza en alto al igual que el resto de sus compañeros, a pesar del gran reto que tienen enfrente.

Ese optimismo se lo deben a su manager, quien esencialmente le reiteró a los reporteros el domingo lo que les había dicho la semana pasada, su lema de "un día a la vez" sigue siendo la clave para conseguir las victorias que aún están al alcance. Los equipos que han tomado una ventaja de 2-0 en una Serie Divisional han avanzado a la siguiente ronda en 38 de 42 veces.

"Sólo necesitamos ganar un juego", puntualizó Bob Melvin. "Necesitamos ir a casa y concentrarnos en el partido del martes. Si comienzas a pensar en ganar tres juegos seguidos, entonces pierdes tu enfoque en el duelo del martes".

Los Atléticos han demostrado una mentalidad ganadora a la hora de enfrentar la adversidad.

"No nos vamos a quedar de brazos cruzados y bajar la cabeza solamente porque fuimos derrotados en un par de juegos", agregó el jardinero Josh Reddick. "Vamos a ir con todo el martes, vamos a jugar como el equipo ganador que somos. No llegamos hasta aquí por casualidad, por eso vamos a saltar al terreno y actuar como el equipo de Oakland que fuimos todo el año".