BALTIMORE - En el Juego 1 de la Serie Divisional de la Liga Americana, los Orioles tenían en la lomita contra los Yankees a Jim Johnson--líder de juegos salvados de Grandes Ligas en la temporada regular--con la esperanza de ir al cierre del noveno episodio con el juego empatado 2-2.

Sin embargo, Russell Martin le estropeó los planes a Baltimore con un enorme jonrón frente al cerrador de los locales en la primera parte de la novena entrada para darle inicio a una rebelión de Nueva York que le dio a los Mulos una victoria por 7-2 y una ventaja de 1-0 en la serie.

"Definitivamente, no estaba pensando en jonrón, sino que vi un pitcheo alto en la zona y le puse un buen swing."

Johnson, quien salvó 51 juegos en el 2012, fue castigado con cinco hits y cinco carreras en apenas un tercio de entrada, cargando con la derrota. Parte del racimo de Nueva York fue un doble empujador de dos carreras del dominicano Robinson Canó, quien venía de una tremenda recta final de la campaña regular pero quien también tenía de 4-0 antes de su batazo productor por la raya del jardín izquierdo.

"En playoffs hay que dar el hit en la situación indicada", dijo Canó, quien terminó el partido de 5-1 con ese doble, dos remolcadas y una anotada. "Tenía de 4-0, pero es en ese momento que uno quiere rendir. Siempre aceptaré de 4-0 a cambio de dar un batazo importante al final."

Cuando Martin disparó su jonrón para darle la ventaja a los Yankees por 3-2, el cerrador dominicano Rafael Soriano empezó a calentar en el bullpen de Nueva York. Cuando el juego se puso 5-2, se sentó Soriano y soltó el brazo David Robertson. Y cuando los Yankees ampliaron la ventaja a 7-2, el manager Joe Girardi decidió dejar al abridor CC Sabathia para que éste tratara de completar su primer juego de postemporada en 16 aperturas.

Fue una actuación valiente de parte del zurdo. Aunque al final sólo sacó dos de los tres outs en el noveno inning y no consiguió el juego completo, sí supo salir de varios apuros para limitar a Baltimore a dos carreras en 8.2 entradas. De 120 lanzamientos que hizo, 80 fueron de strike.

"Creo que nos brindó una gran actuación", comentó el manager de los Yankees, Joe Girardi. "Su comando estuvo bien y mantuvo controlada su cantidad de pitcheos."

En el octavo episodio, Sabathia permitió doble de J.J. Hardy para abrir el inning. Sin embargo, de ahí en adelante no permitió más libertades y eso preparó el escenario para Martin y los demás bates de Nueva York en el noveno.

"Fue una gran salida de él", dijo Canó acerca del juego lanzado por Sabathia. "Es un muchacho que si está en apuros, sabe salir del problema. Fue un gran trabajo."

Fue una victoria en conjunto de los Yankees, por supuesto. Pero aparte de Sabathia y Canó, llamó la atención lo hecho por Martin.

Se sabe que el canadiense es un sólido cátcher defensivo. En el quinto inning salvó una carrera no una sino dos veces, al bloquear pitcheos por el suelo de Sabathia con corredor en tercera. Del lado ofensivo, a pesar de un discreto promedio de .211 en la campaña regular Martin conectó 21 cuadrangulares, muchos de ellos con el juego en la línea. El domingo dio el más importante de todos.

"Me encanta estar en esa situación", dijo el cátcher. "O quieres estar en esa situación o no. Para mí, sales a hacer lo mejor que puedas. Si lo logras, bien; si no, esperas hacerlo para la próxima.

"Siento que te concentras un poco más, como que puedes desacelerar un poco las cosas."

De su parte, Girardi siempre confió en la habilidad de Martin de dar el batazo clave en el momento preciso.

"Siempre pensé que era buen bateador", dijo el capataz. "Fue inmenso para nosotros en septiembre y obviamente esta noche. Tiene mucho poder. Es capaz de hacerlo."

Agregó Canó: "A veces no importa el promedio, sino que quieres dar los hits en las situaciones apremiantes. Lo ha hecho durante el último mes."

Los Yankees, aun con ventaja de local en la serie, tuvieron que luchar para ganar este primer juego en la ruta.

"Siempre es bueno llevarse el primero", expresó Canó. "Pero hay que ir juego por juego y estar listo para mañana."